Las horas extra de las empleadas de hogar

Índice

En muchos hogares en los que se ha contratado a un trabajador como servicio del hogar familiar o se cuenta con los servicios de empleadas de hogar externas surgen situaciones y momentos en los que se necesita que la empleada esté algo más de tiempo trabajando. Puede ser un día puntual y durante varios días.

En este caso se consideran horas extras de la empleada de hogar y en muchos casos surgen dudas de cómo hay que proceder. Es una de las grandes preguntas de las familias que cuentan con este tipo de trabajadores en sus casas. Otra habitual es cómo tributa una empleada de hogar o cómo hay que formalizar un contrato.

A veces es preferible contratar estos servicios a través de una agencia de servicio doméstico . Estas empresas especializadas se encargan de todo, tanto de la contratación de trabajadores experimentados como de la gestión de estos asuntos legales.

¿Se pueden exigir esas horas extras? ¿Se pagan igual que las horas normales? Vamos a intentar explicar los detalles sobre las horas extras de las empleadas de hogar y arrojar algo de luz a esta cuestión.

 

¿Qué se entiende por horas extra?

Las horas extras son el tiempo de trabajo que un empleado realiza más allá de su jornada laboral habitual y pactada con el empleador.

Tanto en el contrato de trabajo como de manera verbal existe un acuerdo sobre las horas de trabajo que el trabajador tendrá que realizar. Estas horas se computan de forma semanal.

Es decir, supongamos que se tiene contratada a una empleada con una jornada de 30 horas semanales. Por circunstancias especiales una semana la empleada de hogar debe quedarse una hora más al día en el hogar. El cómputo total de la semana será de 35 horas y por lo tanto las 5 horas de diferencia serán consideradas horas extraordinarias.

También hay que tener en cuenta que la jornada máxima semanal es de 40 horas semanales a jornada completa por ley. Todo el tiempo adicional que se trabaje por encima de ese tiempo es considerado hora extra.

 

Peculiaridades de las horas extras en el hogar

En el caso de las empleadas de hogar interno o por horas hay que tener en cuenta el concepto de tiempo de presencia. Este es distinto al tiempo de trabajo efectivo.

El tiempo de presencia puede ser de hasta 20 horas semanales y no cuenta como parte de la jornada laboral pero sí debe ser compensado económicamente. Si durante el tiempo de presencia se realizan tareas entonces sí cuenta como parte de la jornada laboral.

¿Cómo se pagan las horas extras de las empleadas de hogar?

El Estatuto de los Trabajadores y su última reforma mediante el Real Decreto Legislativo 2/2015, se aplica a este sector. Esto cubre aspectos como el salario mínimo y la remuneración de las horas extraordinarias. Este estipula que las horas extraordinarias deben pagarse como mínimo en la misma cuantía que las horas extraordinarias.

Entre el empleador y el trabajador puede acordarse una remuneración mayor por las horas. Pero en ningún caso se puede pactar un precio menor por debajo del precio de la hora ordinaria habitual.

Horas extras por tiempo de descanso

También existe la posibilidad de compensar las horas extraordinarias con tiempo de descanso.

Volviendo a nuestro ejemplo anterior con la trabajadora del hogar que una semana realizó 5 horas extras, en este caso hay dos opciones. O le pagan esas 5 horas a final de mes o durante el mismo mes se le ofrecen 5 horas de descanso. Esto permite poder cuadrar esos momentos circunstanciales en los que hay más o menos trabajo y poder equilibrar.

Esta opción es bastante utilizada en las familias y muy útil. Todos sabemos que en el hogar siempre hay momentos en los que se requiere más trabajo y en otros momentos esta situación es más relajada.

¿Hay un límite a las horas extraordinarias?

Las horas extras no son un recurso que pueda utilizarse sin freno. Por ley hay un máximo legal de 80 horas extras al año. Por encima de esas cifras podría haber denuncias y sanciones para el empleador.

En este cómputo anual de 80 horas extras por año no se incluyen las horas extras que sean compensadas por tiempo de descanso. Esta es una opción interesante que es bueno entender y comprender. Permite que si en algún momento hemos superado esa cifra máxima de 80 horas sólo podamos pensar en ofrecer descanso a cambio de las horas extras.

¿Las horas extras son obligatorias o voluntarias?

Todas las horas extras deben ser voluntarias para el trabajador, en el caso de las empleadas de hogar ocurre exactamente igual.

Por eso es fundamental llegar a un acuerdo entre el empleador y la trabajadora del hogar para evitar conflictos y malos entendidos.

También es bueno que haya un sistema preciso para registrar las horas extras que se realicen y que sea demostrable. Eso evita los habituales conflictos de horas extras que no se pagan, enfados del trabajador o del contratador, etc.

Esto ayudará a que todo quede claro en la relación laboral y no surja ningún problema con estas cuestiones.

¿Necesita que le asesoremos?

Servicio doméstico

Cuidado de ancianos

Últimos artículos

Contacte ahora